miércoles, 22 de marzo de 2017

Uso responsable del agua



Día del Agua (22 de marzo)

OBJETIVO: Concienciarnos sobre la importancia del agua y desarrollemos actitudes y compromisos concretos para evitar su contaminación y utilizarla de forma comedida y responsable.
El agua es un elemento imprescindible para la supervivencia. Sin embargo, en nuestro país la sociedad aún no tiene la conciencia necesaria para racionalizar su uso. Si bien el planeta tiene alrededor de un 70% de agua, la mayor parte es agua salada de mares y océanos y no apta para el consumo. Actualmente el proceso de desalinización es muy costoso y no es viable. De esta cantidad sólo el 2.5% corresponde a agua dulce, y si a esto le descontamos los glaciares y polos, nos queda sólo un 0.5% disponible.
El mayor consumo proviene del sector agropecuario e industrial, por ello los países desarrollados tienen políticas y controles ambientales cada vez más estrictos en todos sus procesos, estableciendo estándares y galardones que determinan la imagen corporativa de las empresas.
Tomada como una filosofía de vida, los empleados de estas empresas, informados y comprometidos con el medio ambiente, deciden cambiar hábitos simples en sus hogares y adoptar una filosofía verde.
El consumo por habitante es variable según el país. Mientras en Europa, el consumo oscila entre 140 y 170 Litros/habitante. En Argentina llega en algunos casos a 500 L/hab.
Mientras una canilla con un cuerito roto, desperdicia alrededor de 50 litros por día, un inodoro con pérdida continua llega a los 4500 litros diarios. Un lavarropas usa 100 litros en un ciclo completo, mientras un baño de inmersión consume 200 y una ducha rápida 80. Una descarga de inodoro 20 litros. Lavar un auto 500 litros.
Acá te damos algunos consejos simples para aplicar en el hogar. 
  1. Reparar instalaciones defectuosas que originan perdidas o fugas de agua. Muchas veces se soluciona cambiando un cuerito de bajo costo.
  2. Cerrar bien las canillas. Una canilla con una abertura pequeña pierde 2000 litros/día.
  3. No dejar la canilla abierta inútilmente por ejemplo. Abrirla al momento de entrar a la ducha. Mantenerla cerrada mientras nos cepillamos los dientes. No dejar correr el agua mientras realizamos otra actividad. Esto muchas veces se produce en la cocina o en el lavadero. 
  4. Utilizar el lavarropas con la carga completa de ropa. Si lavamos una prenda sola, podremos hacerlo en un balde o seleccionando la opción "poca carga" que tienen algunos artefactos disminuyendo así el consumo de agua.
  5. No dejar mangueras abiertas en el jardín o mientras hacemos otra tarea como puede ser enjabonar el auto.
  6. Mantener limpia y con los químicos necesarios el agua de piscinas durante el año, para evitar llenarla varias veces al año.
  7. En los sistemas de riegos automáticos, colocar sensores de lluvia que interrumpen el accionamiento, cuando hay precipitaciones.
Con el esfuerzo pequeño de cada individuo y familia, entre todos, podemos demorar los problemas de escasez y así dar tiempo a la ciencia y a la tecnología para ver si consiguen en el futuro próximo encontrar solución a este tema.
Arq. Daniela Villaverde danielavillaverde@hotmail.com

PARA AMPLIAR:
PARA LA REFLEXIÓN Y EL DIÁLOGO:
  • ¿Qué conclusiones claras hemos obtenido de lo que es el "consumo responsable del agua" tras ver el vídeo y leer el contenido del resto del artículo?.
  • Por grupos:
    • Componer en cada uno un decálogo de lo que sería el "consumo responsable del agua en los siguientes ámbitos: 1)- El hogar. 2)- La escuela. 3)- Espacios públicos. 4)- Agricultura y ganadería. 5)- Industria. 6)- Comercio y turismo. 7)- Otros espacios o actividades humanas."
    • Exponer en el aula los distintos decálogos y completarlos con otras ideas que surjan durante el diálogo sobre esas exposiciones.
  • Componer al final un nuevo decálogo que englobe o sea síntesis de todos.
  • ¿A qué me voy a comprometer yo?, ¿a qué nos podemos comprometer todos como grupo para lograr un consumo responsable del agua?.

No hay comentarios:

Publicar un comentario