viernes, 27 de noviembre de 2020

¿Te imaginas?

 

Día de los Sin Techo (Domingo 4º de noviembre)

OBJETIVO DE LA JORNADA: Dar a conocer la realidad de las Personas Sin Hogar, las causas de esa situación, sus consecuencias y estrategias que puedan evitarla en el futuro y dar respuesta efectiva a quienes hoy la siguen sufriendo.
¿Probamos a pasar una temporadita a la intemperie?.
¿Te imaginas estar "fuera"?. ¿Te imaginas estar "fuera" siempre después de haber conocido lo que significa tener un techo, un lugar donde dormir tranquilos, tener tu propio cuarto de aseo, tu cocina, una nevera donde guardar los alimentos que necesitan frío para conservarse, lavadora y un espacio donde tender la ropa ya lavada y escurrida, unos asientos cómodos,...?.
¿Te imaginas no tener una dirección postal porque tu casa es la calle, cualquier rincón de cualquier calle o plaza,... no tener ningún centro de salud asignado porque no tienes domicilio?. ¿Te imaginas hallar en esas condiciones un trabajo y no poder descansar por las noches porque te expones a cualquier cosa?.
¿Te imaginas "fuera" en días de viento, lluvia, frío, calor sofocante,.. sin intimidad alguna, sin sentimiento de seguridad, sin...?.
De estas cosas nos habla cada año la "campaña Sin Techo".
Bastaría con practicar un poco la empatía o como algunos dicen: "Estar una semanita, sólo 7 días, en la calle en las mismas condiciones en que están las personas sin techo... para hacerse una idea de lo que significa el sinhogarismo. ¿Nos gustaría recibir ayudas de quienes tienen resuelto todo eso que a nosotros nos falta?, ¿qué ayudas creemos que nos vendrían muy bien?. Y luego poder volver a nuestras condiciones "normales": de seguro que por humilde que sea nuestro techo veríamos todo de manera muy diferente.
¿Probamos?. Y, si no queremos probar... ¿echamos una mano a quienes están viviendo ya esa situación no desde hace unos días sino durante años?, ¿Cómo ayudarles?.
Santi Catalán

PARA AMPLIAR:
PARA LA REFLEXIÓN Y EL DIÁLOGO:
DINÁMICA:
  1. Estemos "en casa" o en "el cole" podemos subdividirnos en "pequeños equipos" e indagar sobre estos contenidos:
    • A)- CELEBRACIÓN: ¿Por qué se celebra el "Día de las Personas Sin Hogar"  el último domingo del mes de noviembre?. ¿Qué se pretende con esta celebración?. ¿Cómo hemos celebrado este día hasta ahora en nuestros hogares, en el cole y en otros espacios?, ¿cómo nos gustaría celebrarlo este año?.
    • B)- TERMINOLOGÍA: ¿Qué entendemos por: "sinhogarismo, sin techo, desahucio, desalojo, P.A.H., indigencia, transeuntismo, mendicidad, exclusión social, marginación, pobreza extrema,..."?.
    • C)- CAUSAS Y CONSECUENCIAS: ¿Cuáles pueden ser las causas por las cuales se puede llegar a vivir el sinhogarismo?. ¿Cuáles son las características de la "persona sin hogar"?. ¿Qué consecuencias ha de afrontar una persona sin techo: en el plano de la alimentación, aseo personal, trabajo, salud,...?.
    • D)- NUESTRAS PRÁCTICAS: ¿Cómo podríamos ampliar nuestro conocimiento sobre las personas sin hogar?. ¿Hemos sido conscientes de las dificultades con que se encuentran muchas personas sin techo?, ¿qué podríamos hacer para ayudar a que su situación cambie?. ¿Con qué instituciones y personas podríamos colaborar para ayudar?.
  2. Cada equipito:
    • Trabaja sobre el contenido buscando la información al respecto donde considere, sobre todo internet, libros, revistas especializadas, instituciones relacionadas con este tema y personas de la familia.
    • Hace una síntesis/resumen (que debe quedar muy clara para todos) de las ideas principales obtenidas en su trabajo de indagación.
  3. Hecha ya la síntesis:
    • Cada pequeño equipo expone sus conclusiones..
    • Buscan entre todos conclusiones prácticas que ayuden a generar compromiso e ilusión por sus propias realizaciones: consigo mismos y en su familia.
    • Sería ideal poder concluir el trabajo con un compromiso personal y familiar, un gesto, en el que mostrar el sentir de todos.

jueves, 26 de noviembre de 2020

Siempre es posible reaccionar

Adviento – B
(Marcos 13,33-37)
Evangelio del 29 / Nov / 2020
Lecturas: https://www.ciudadredonda.org/calendario-lecturas/evangelio-del-dia/?f=2020-11-29

No siempre es la desesperación la que destruye en nosotros la esperanza y el deseo de seguir caminando día a día llenos de vida. Al contrario, se podría decir que la esperanza se va diluyendo en nosotros casi siempre de manera silenciosa y apenas perceptible.

Tal vez sin darnos cuenta, nuestra vida va perdiendo color e intensidad. Poco a poco parece que todo empieza a ser pesado y aburrido. Vamos haciendo más o menos lo que tenemos que hacer, pero la vida no nos «llena».

Un día comprobamos que la verdadera alegría ha ido desapareciendo de nuestro corazón. Ya no somos capaces de saborear lo bueno, lo bello y grande que hay en la existencia.

Poco a poco todo se nos ha ido complicando. Quizá ya no esperamos gran cosa de la vida ni de nadie. Ya no creemos ni siquiera en nosotros mismos. Todo nos parece inútil y sin apenas sentido.

La amargura y el mal humor se apoderan de nosotros cada vez con más facilidad. Ya no cantamos. De nuestros labios no salen sino sonrisas forzadas. Hace tiempo que no acertamos a rezar.

Quizá comprobamos con tristeza que nuestro corazón se ha ido endureciendo y hoy apenas queremos de verdad a nadie. Incapaces de acoger y escuchar a quienes encontramos día a día en nuestro camino, solo sabemos quejarnos, condenar y descalificar.


Poco a poco hemos ido cayendo en el escepticismo, la indiferencia o «la pereza total». Cada vez con menos fuerzas para todo lo que exija verdadero esfuerzo y superación, ya no queremos correr nuevos riesgos. No merece la pena. Preocupados por muchas cosas que nos parecían importantes, la vida se nos ha ido escapando. Hemos envejecido interiormente y algo está a punto de morir dentro de nosotros. ¿Qué podemos hacer?.

Lo primero es despertar y abrir los ojos. Todos esos síntomas son indicio claro de que tenemos la vida mal planteada. Ese malestar que sentimos es la llamada de alarma que ha comenzado a sonar dentro de nosotros.

Nada está perdido. No podemos de pronto sentirnos bien con nosotros mismos, pero podemos reaccionar. Hemos de preguntarnos qué es lo que hemos descuidado hasta ahora, qué es lo que tenemos que cambiar, a qué tenemos que dedicar más atención y más tiempo. Las palabras de Jesús están dirigidas a todos: «Vigilad». Tal vez, hoy mismo hemos de tomar alguna decisión.


José Antonio Pagola
https://www.gruposdejesus.com/1-adviento-b-marcos-1333-37/

jueves, 19 de noviembre de 2020

La sorpresa final

Jesucristo, Rey del universo – A
(Mateo 25,31-46)
Evangelio del 22 / Nov / 2020
Lecturas: https://www.ciudadredonda.org/calendario-lecturas/evangelio-del-dia/?f=2020-11-22

Los cristianos llevamos veinte siglos hablando del amor. Repetimos constantemente que el amor es el criterio último de toda actitud y comportamiento. Afirmamos que desde el amor será pronunciado el juicio definitivo sobre todas las personas, estructuras y realizaciones de los hombres. Sin embargo, con ese lenguaje tan hermoso del amor, podemos estar ocultando con frecuencia el mensaje auténtico de Jesús, mucho más directo, sencillo y concreto.

miércoles, 11 de noviembre de 2020

Despertar la responsabilidad

33 Tiempo ordinario – A
(Mateo 25,14-30)
Evangelio del 15 / Nov / 2020
Lecturas: https://www.ciudadredonda.org/calendario-lecturas/evangelio-del-dia/?f=2020-11-15

La parábola de los talentos es un relato abierto que se presta a lecturas diversas. De hecho, comentaristas y predicadores la han interpretado con frecuencia en un sentido alegórico orientado en diferentes direcciones. Es importante que nos centremos en la actuación del tercer siervo, pues ocupa la mayor atención y espacio en la parábola.

Su conducta es extraña. Mientras los otros siervos se dedican a hacer fructificar los bienes que les ha confiado su señor, al tercero no se le ocurre nada mejor que «esconder bajo tierra» el talento recibido para conservarlo seguro.

jueves, 5 de noviembre de 2020

Antes que sea tarde

32 Tiempo ordinario – A
(Mateo 25,1-13)
Evangelio del 8 / Nov / 2020
Lecturas: https://www.ciudadredonda.org/calendario-lecturas/evangelio-del-dia/?f=2020-11-08

Mateo escribió su evangelio en unos momentos críticos para los seguidores de Jesús. La venida de Cristo se iba retrasando. La fe de no pocos se relajaba. Era necesario reavivar de nuevo la conversión primera recordando una parábola de Jesús.

El relato nos habla de una fiesta de bodas. Llenas de alegría, un grupo de jóvenes «salen a esperar al esposo». No todas van bien preparadas.

jueves, 29 de octubre de 2020

La felicidad de Jesús

Fiesta de Todos los Santos – A
(Mateo 5,1-12)
Evangelio del 1 / Nov / 2020 
Lecturas: https://www.ciudadredonda.org/calendario-lecturas/evangelio-del-dia/?f=2020-11-01

No es difícil dibujar el perfil de una persona feliz en la sociedad que conoció Jesús. Se trataría de un varón adulto y de buena salud, casado con una mujer honesta y fecunda, con hijos varones y unas tierras ricas, observante de la religión y respetado en su pueblo ¿Qué más se podía pedir?.

viernes, 23 de octubre de 2020

No olvidar lo esencial

30 Tiempo ordinario – A
(Mateo 22,34-40)
Evangelio del 25 / Oct / 2020
Lecturas: https://www.ciudadredonda.org/calendario-lecturas/evangelio-del-dia/?f=2020-10-25

No era fácil para los contemporáneos de Jesús tener una visión clara de lo que constituía el núcleo de su religión. La gente sencilla se sentía perdida. Los escribas hablaban de seiscientos trece mandamientos contenidos en la ley. ¿Cómo orientarse en una red tan complicada de preceptos y prohibiciones?.