domingo, 21 de julio de 2019

Festival aéreo de Gijón 2019

Un año más se celebra en Gijón un  festival aéreo militar, que nos parece algo completamente inadmisible,  porque:
  1. -supone unos gastos muy cuantiosos, para el Ayuntamiento y para el Estado, de los cuales nunca rinden cuentas detalladas.
  2. -es un foco más de contaminación acústica y medioambiental.
  3. -más de 800 millones de personas pasan hambre a diario en el mundo, de los cuales el 70 % son mujeres y niñas. Unas 24.000 mueren al día de hambre o por causas derivadas del hambre.
  4. -de esos 800 millones el 44 % viven en situación de hambre extrema.
  5. -hay muchos países en Africa, la India o Bangladés con tan solo un médico para 20.000 habitantes, además de carecer de medicinas y hospitales.
  6. -científicos españoles se marchan del país por no tener aquí medios para investigar.
  7. -España vende armas a países como a Arabia Saudí que luego atacan y hacen  la guerra a países pobres como el Yemen.
Las armas se fabrican en el Norte, pero matan en el Sur, y más en los países más empobrecidos: Los gastos militares mundiales con los EE.UU. a la cabeza, ascienden a 1.6 billones europeos de euros. Es el gran negocio de la guerra. Es el gasto más absurdo que existe, como ir a la luna mientras tenemos a millones de personas, animales, peces, aves y plantas amenazados de muerte por la explotación desmesurada de la Tierra.

Esa cantidad astronómica de dinero debería dedicarse a Educación, Desarrollo Integral, Cultura, Sanidad, Promoción de los Países Empobrecidos, Equilibrio Norte-Sur, Investigación para la paz y la solidaridad entre todos los pueblos  de la Tierra, Igualdad Real de oportunidades para todos los seres humanos, Cuidado de la Madre Tierra.   Si lo hiciéramos así el mundo sería más humano, más pacífico, más fraternal, más justo, más solidario, más feliz…

Acudir a ver semejantes exhibiciones ¿no es absurdo, inhumano, insensato?; ¿acaso es propio de conciencias críticas con este sistema?; ¿de verdad analizan críticamente la realidad del mundo en que estamos viviendo?, o ¿se dejan manipular por el enorme negocio de las armas, como hace con todo el neoliberalismo capitalista?.

Es posible que algunos de los espectadores se consideren cristianos. Les recordamos estas palabras del gran profeta bíblico Isaías (2,4): Dios juzgará entre las gentes, será árbitro de pueblos numerosos. De sus espadas forjarán azadas, de sus lanzas podaderas. No levantará la espada nación contra nación, ni se ejercitarán para la guerra.

NOTA: En una entrada de Internet donde se hablaba de este festival, figuraba la invitación a dejar un comentario, lo que aprovechamos para hacer uno parecido a éste, algo más breve. Desapareció de inmediato de esa centrada… 

Un cordial abrazo de paz verdadera para un mundo mejor. -Faustino Vilabrille

viernes, 19 de julio de 2019

Nada hay más necesario


16 Tiempo ordinario – C (Lc 10,38-42)
Evangelio del 21 / Jul / 2019 

El episodio es algo sorprendente. Los discípulos que acompañan a Jesús han desaparecido de la escena. Lázaro, el hermano de Marta y María, está ausente. En la casa de la pequeña aldea de Betania, Jesús se encuentra a solas con dos mujeres que adoptan ante su llegada dos actitudes diferentes.

Marta, que sin duda es la hermana mayor, acoge a Jesús como ama de casa, y se pone totalmente a su servicio. Es natural. Según la mentalidad de la época, la dedicación a las faenas del hogar era tarea exclusiva de la mujer. María, por el contrario, la hermana más joven, se sienta a los pies de Jesús para escuchar su palabra. Su actitud es sorprendente pues está ocupando el lugar propio de un «discípulo» que solo corresponde a los varones.

En un momento determinado, Marta, absorbida por el trabajo y desbordada por el cansancio, se siente abandonada por su hermana e incomprendida por Jesús: «Señor, ¿no te importa que mi hermana me haya dejado sola con el servicio?. Dile que me eche una mano». ¿Por qué no manda a su hermana que se dedique a las tareas propias de toda mujer y deje de ocupar el lugar reservado a los discípulos varones?.

La respuesta de Jesús es de gran importancia. Lucas la redacta pensando probablemente en las desavenencias y pequeños conflictos que se producen en las primeras comunidades a la hora de fijar las diversas tareas: «Marta, Marta, andas inquieta y nerviosa por muchas cosas cuando en realidad sólo una es necesaria. María ha escogido la parte mejor, y nadie se la quitará».

En ningún momento critica Jesús a Marta su actitud de servicio, tarea fundamental en todo seguimiento a Jesús, pero le invita a no dejarse absorber por su trabajo hasta el punto de perder la paz. Y recuerda que la escucha de su Palabra ha de ser prioritaria para todos, también para las mujeres, y no una especie de privilegio de los varones.

Es urgente hoy entender y organizar la comunidad cristiana como un lugar donde se cuida, antes que nada, la acogida del Evangelio en medio de la sociedad secular y plural de nuestros días. Nada hay más importante. Nada más necesario. Hemos de aprender a reunirnos mujeres y varones, creyentes y menos creyentes, en pequeños grupos para escuchar y compartir juntos las palabras de Jesús.

Esta escucha del Evangelio en pequeñas «células» puede ser hoy la «matriz» desde la que se vaya regenerando el tejido de nuestras parroquias en crisis. Si el pueblo sencillo conoce de primera mano el Evangelio de Jesús, lo disfruta y lo reclama a la jerarquía, nos arrastrará a todos hacia Jesús.

José Antonio Pagola

miércoles, 17 de julio de 2019

Orar desde la Amazonía. EpJ 2019


Como cada año, "Enlázate por la Justicia" (una plataforma de la cual forman parte Cáritas, CEDIS, Confer, Justicia y Paz, Manos Unidas, Redes y Sínodo para la Amazonía) nos convoca a reflexionar, meditar, dialogar en un ambiente constante de oración sobre la realidad de nuestro planeta, sobre la ECOLOGÍA INTEGRAL en la que Derechos Humanos y respeto y cuidado del Medio Ambiente van inseparablemente unidos.

Desde la Diócesis Nivariense nos hemos propuesto en este año, ante las puertas del "Sínodo para la Amazonía", la necesidad de convocar a TODA LA IGLESIA NIVARIENSE a la celebración de esta vigilia ya no sólo en la Iglesia-Catedral el viernes 6 de septiembre a las 20 h. sino también a hacernos eco de esta propuesta en todos los arciprestazgos o parroquias en que esto sea posible.
Invitamos a la PARTICIPACIÓN de toda la Iglesia, fuere cual fuere nuestro ámbito de compromiso o presencia.
Esto no es cosa de tres o cuatro... sino de todos. 
   
Para ayudar a llevar a cabo esta propuesta ofrecemos el siguiente guión:

GUIÓN DE LA VIGILIA "ENLÁZATE POR LA JUSTICIA 2019"
Está basado en el guión que la plataforma "Enlázate por la Justicia" a nivel nacional propone para toda España.
Nosotros la hemos sintetizado en lo que a continuación se expresa con la intención de no hacerla muy larga y también para dejar mayores espacios de silencio, interiorización y oración personal.

0.- “LA TIERRA SIN MAL”.
(Sirve de "ambientación" y preparación a la asamblea para entrar en la celebración.
Mientras se van proyectando las diapositivas en la pantalla un lector va leyendo el relato).
 
1.- INTRODUCCIÓN:
(Proyectada la diapositiva de la "INTRODUCCIÓN" quien lleva el "hilo conductor" de la celebración proclama ese texto y al final invita a la asamblea a disponerse interiormente a este encuentro con el Señor, con esta comunidad concreta y la Comunidad de todos los pueblos de la Tierra).
- Silencio.
 Canto: “Todo está interligado”.
(Se canta el estribillo y se leen a dos coros las dos estrofas).
 
2.- DERECHOS VULNERADOS:
(Sirve para situarnos brevemente en la realidad que se está viviendo en la Amazonía.
Mientras se van proyectando las diapositivas tres lectores van leyendo el contenido de las 12 diapositivas de que consta el informe de REPAM).
 Silencio.
 Canto: “Todo está interligado”.
(Se canta el estribillo y se leen a dos coros las dos estrofas).
 
3.- ¿Y NOSOTROS?:
 Cuestiones para la reflexión.
  - Vídeo-música de fondo: "Sonidos de la selva amazónica" (Lo proponemos como música     de fondo mientras la asamblea medita y comenta las cuestiones para la reflexión).
(Proyectada la diapositiva con las 5 cuestiones cada uno reflexiona sobre ellas y las interioriza mientras se oye de fondo sonidos de la selva amazónica).
 Diálogo con quienes tengamos al lado.
 Canto: “Todo está interligado”.
(Se canta el estribillo y se leen a dos coros las dos estrofas).
 
4.- UN CIELO NUEVO Y UNA TIERRA NUEVA:
 Lectura Apocalipsis.
 Salmo.
(Finalizado el salmo que al igual que la lectura del Apocalipsis se proyecta también en pantalla, se invita a la asamblea a guardar un momento de silencio y después a elevar a Dios Padre de TODOS:
- Peticiones: de perdón por nuestras prácticas y actitudes, peticiones para el bien de nuestra humanidad y de toda la Creación,...
- Acción de gracias, alabanza,…
Padre Nuestro y bendición final.
- Vídeo-canción: "Tudo esta interligado" (Como música de fondo, tras la bendición final).

MATERIALES:
MATERIALES QUE OFRECE "ENLÁZATE POR LA JUSTICIA":
La propuesta que ofrecemos está basada en lo que "Enlázate por la Justicia" a nivel de toda España nos ofrece.
En esa propuesta original hallaremos otros materiales alternativos u otros que podríamos añadir según creamos conveniente en nuestras asambleas.
Razón por la cual ofrecemos también los recursos que proponen:

martes, 16 de julio de 2019

Mensaje del Papa Francisco a Stella Maris

Escuchar, “vuestro servicio a marineros y pescadores”.
Papa Francisco a los capellanes y voluntarios de ‘Stella Maris’.
Apostolado del mar.

(ZENIT- 27 junio 2019).- Vuestro servicio a los marineros y pescadores es, sobre todo, escucharlos, escuchar sus preocupaciones materiales y espirituales. ‘La escucha nos ayuda a encontrar el gesto y la palabra oportuna que nos desinstala de la tranquila condición de espectadores' (Exhortación Apostólica Evangelii gaudium, 171), expuso el Papa Francisco.

El 27 de junio de 2019, el Santo Padre se reunió en audiencia con los participantes en el encuentro de capellanes y voluntarios de Stella Maris- Apostolado del Mar, las personas que trabajan en los puertos europeos y están al servicio de la gente de mar y de los pescadores.
Según señaló el Papa en su discurso, el apostolado de Stella Maris está presente en más de 300 puertos del todo el mundo y ofrece asistencia espiritual y material a marineros, pescadores y sus familias.

El Pontífice resaltó la importancia de la industria marítima y la gente del mar para la economía y el sustento de la sociedad mundial y pidió a los presentes que transmitieran a pescadores y marineros “mi aprecio y mi aliento”.
Asimismo, describió que la vida de estos profesionales está marcada por el aislamiento y la lejanía y también por el abuso y la injusticia (traficantes de personas, chantajes de trabajo forzoso, salarios no cobrados, abandono en puertos lejanos), por los peligros de la naturaleza y por los ataques de la piratería y del terrorismo.
Es por ello que los capellanes y voluntarios de Stella Maris en sus visitas a los barcos deben dirigirse a estas personas con compasión y discreción, les dais la oportunidad de abrir sus corazones, y esto es lo primero, muy valioso, especialmente para las personas que tienen muy pocas oportunidades de hacerlo, explicó Francisco.

Después de la escucha, el Papa exhortó a los miembros de este apostolado marítimo a la acción, a esforzarse para abordar los problemas que estas personas enfrentan: “Pienso en la trata de seres humanos, el trabajo forzado y la violación de los derechos humanos y laborales de tantos hombres y mujeres que viven y trabajan en los mares. Con vuestro servicio podéis contribuir a devolver a estas personas el sentido de su dignidad”.
Igualmente, el Obispo de Roma subrayó que la labor de Stella Maris puede ayudar a las personas a no rendirse y a mantener la esperanza: “vuestra presencia en los puertos, tanto grandes como pequeños, debería ser en sí misma un recordatorio de la paternidad de Dios y del hecho de que ante Él todos somos hijos y hermanos; una referencia al valor primario de la persona humana antes y por encima de cualquier  interés; y un incentivo para todos, comenzando por los más pobres, a esforzarse por la justicia y el respeto de los derechos fundamentales”, dijo.

Por último, el Santo Padre, antes de terminar, pidió a los sacerdotes que atienden las almas de estos profesionales del mar: “Sed misericordiosos, sed misericordiosos. Y para favorecer esta misericordia, concedo a todos los capellanes de los marineros las mismas facultades que concedí a los Misioneros de la Misericordia. Así, podréis  ayudar a que haya  paz en tantos corazones”.

A continuación se expone el discurso completo del Papa Francisco:

Queridas hermanas y hermanos,
Os recibo con alegría y doy las gracias al cardenal Turkson por sus palabras y por haberme presentado a vosotros, directores nacionales, capellanes y voluntarios de Stella Maris – Apostolado del Mar, con motivo de la reunión celebrada aquí en Roma en los últimos días. Os  doy la bienvenida a todos y confío en que el encuentro haya sido fructífero.
Vuestro encuentro ha reunido a capellanes y voluntarios que trabajan en los puertos europeos al servicio de la gente de mar y de los pescadores, que con su arduo trabajo nos traen los productos que necesitamos todos los días. El apostolado de Stella Maris está activo en más de 300 puertos en todo el mundo para ofrecer asistencia espiritual y material a muchos marineros, pescadores y a sus familias dispersas en tantos lugares.

Con más del noventa por ciento del comercio mundial que transportan  barcos de todo tipo, la dependencia de nuestra sociedad de la industria marítima es indiscutible. Sin la gente de mar, la economía mundial se detendría; y sin los pescadores, muchas partes del mundo sufrirían de hambre. Quisiera que mi aprecio  y mi aliento llegasen a los marineros y pescadores que encontráis, muchos de los cuales trabajan por largos períodos, a miles de kilómetros de su país y de sus familias.

La vida del marinero o del pescador está marcada no solo por el aislamiento y la lejanía. A veces también está herida por  vergonzosas experiencias de abuso e injusticia, por la insidia de los  traficantes de personas; por el chantaje del trabajo forzoso. Otras veces, no reciben el salario que se les debe o son abandonados en puertos lejanos. Además de los peligros de la naturaleza -tormentas y huracanes-, deben hacer frente a  los de los hombres, como la piratería o los ataques terroristas. Surcan  los océanos y los mares del mundo, desembarcan en puertos donde no siempre son bienvenidos.

Como capellanes y voluntarios de Stella Maris, se os ha encomendado la misión de estar presentes para llevar la Buena Nueva del Señor al heterogéneo mundo marítimo. Vuestras visitas diarias a los barcos hacen posible que conozcáis a la gente del mar en su realidad concreta, a veces serena, a veces inquieta, a veces angustiosa. Entonces, con compasión y discreción, les dais la oportunidad de abrir sus corazones, y esto es lo primero, muy valioso, especialmente para las personas que tienen muy pocas oportunidades de hacerlo. Vuestro servicio a los marineros y pescadores es, sobre todo, escucharlos, escuchar sus preocupaciones materiales y espirituales. “La escucha nos ayuda a encontrar el gesto y la palabra oportuna que nos desinstala de la tranquila condición de espectadores.” (Exhort. Ap. Evangelii gaudium, 171).

La escucha, luego, lleva a la acción. Por lo tanto, os exhorto así como a todos los capellanes y voluntarios de Stella Maris a redoblar vuestros esfuerzos para abordar los problemas que con demasiada frecuencia son el resultado de la codicia humana. Pienso en la trata de seres humanos, el trabajo forzado y la violación de los derechos humanos y laborales de tantos hombres y mujeres que viven y trabajan en los mares. Con vuestro servicio podéis contribuir a devolver a estas personas el sentido de su dignidad.

También gracias a vosotros, las personas más vulnerables pueden reencontrar la esperanza de un futuro mejor. Vuestro esfuerzo puede ayudarlas a no rendirse ante una vida precaria y a veces marcada por la explotación. Vuestra presencia en los puertos, tanto grandes como pequeños, debería ser en sí misma un recordatorio de la paternidad de Dios y del hecho de que ante Él todos somos hijos y hermanos; una referencia al valor primario de la persona humana antes y por encima de cualquier  interés; y un incentivo para todos, comenzando por los más pobres, a esforzarse por la justicia y el respeto de los derechos fundamentales. Recordemos que ” Los hombres renovados por el amor de Dios son capaces de cambiar las reglas, la calidad de las relaciones y las estructuras sociales: son personas capaces de llevar paz donde hay conflictos, de construir y cultivar relaciones fraternas donde hay odio, de buscar la justicia donde domina la explotación del hombre por el hombre. Sólo el amor es capaz de transformar de modo radical las relaciones que los seres humanos tienen entre sí (Compendio de la Doctrina Social de la Iglesia, 4).

Queridos hermanos y hermanas,  os exhorto a proseguir con entrega y perseverancia vuestro apostolado, siguiendo los buenos ejemplos de los muchos que os han precedido. En efecto os encamináis a celebrar el próximo año, el centenario de Stella Maris, con el 25º Congreso Mundial en Glasgow, Escocia, donde nació esta misión de la Iglesia en los corazones y las acciones de algunos laicos. El centenario será una oportunidad para recordar, para discernir el presente y trazar el futuro. El Papa Pío XI quiso que el apostolado Stella Maris extendiera su misión a los océanos y las costas de todos los continentes. El Espíritu Santo, a través de la intercesión de María Estrella del Mar, renueve este servicio pastoral de acuerdo con las necesidades de nuestro tiempo.

Y antes de terminar, me gustaría decir una palabra sobre la paz de los corazones. Tantos marineros se acercarán a los capellanes, a los sacerdotes, con problemas de conciencia que los hacen sufrir mucho y de los que nunca han tenido la oportunidad de hablar, en esas circunstancias, lejos de casa, lejos de la patria, y en aquellas situaciones que hemos descrito Tal vez un diálogo con el capellán abra horizontes de esperanza. Me gustaría deciros: sed misericordiosos, sed misericordiosos. Y para favorecer esta misericordia, concedo a todos los capellanes de los marineros las mismas facultades que concedí a los Misioneros de la Misericordia. Así, podréis  ayudar a que haya  paz en tantos corazones.
Os imparto de corazón la bendición apostólica y os ruego que la llevéis a las personas que encontréis. Y, por favor, no os olvidéis de rezar por mí. Gracias© Librería Editorial Vaticana.

lunes, 15 de julio de 2019

Encuentro Regional Europeo de Stella Maris

La Conferencia tuvo lugar en el Hotel “TraNoi” de Roma y reunió a 50 personas de los siguientes países: Italia, Francia, Bélgica, Alemania, España, Malta, Reino Unido, Irlanda, Dinamarca, Polonia y Ucrania.
También asistió el capellán de Manila, P. Paulo Prigol, que habló de los marinos filipinos y de su situación socio-laboral, como se verá más adelante.

viernes, 12 de julio de 2019

Domingo del Mar


El domingo 14 de julio Stella Maris, en Tenerife, celebran el “Día del Mar” tanto en lo que este elemento significa, el mar, como en relación con las personas que hacen prácticamente su vida en él.
Este día nace en 1975 promovido por las Iglesias Anglicana, Católica y la Sailors' Society. Es una jornada de oración por la gente del mar y sus familias a nivel internacional y ecuménico.

jueves, 11 de julio de 2019

No pasar de largo


15 Tiempo ordinario – C (Lc 10,25-37)
Evangelio del 14 / Jul / 2019 

«Sed compasivos como vuestro Padre es compasivo». Esta es la herencia que Jesús ha dejado a la humanidad. Para comprender la revolución que quiere introducir en la historia, hemos de leer con atención su relato del «buen samaritano».

miércoles, 10 de julio de 2019

Comunicado III Seminario Ecología Integral


10.07.2019 12:06
La Iglesia española constata la necesidad de trabajar más por el cumplimiento de Laudato Si’

La Comisión de Pastoral Social de la Conferencia Episcopal Española, junto con otras instituciones de la acción social de la Iglesia:

martes, 9 de julio de 2019

Entrevista a Oscar Camps, de Open Arms

Barco de la ONG Proactiva Open Arms. / Europa Press
El barco de rescate Open Arms, de la ONG catalana Proactiva, ha vuelto al agua tras seis meses en dique seco. El parón no fue voluntario: un cambio de criterio del Gobierno de España prohibió a las ONG de rescate zarpar en búsqueda de embarcaciones de inmigrantes en riesgo, lo que deja a estas personas sin aliados en el Mediterráneo después de que países como Italia les mantengan cerrados sus puertos.

viernes, 5 de julio de 2019

La paz de Dios


14 Tiempo ordinario – C (Lc 10,1-12.17-20)
Evangelio del 07 / Jul / 2019 

De pocas palabras se ha abusado tanto como de la palabra «paz». Todos hablamos de «paz», pero el significado de este término ha ido cambiando profundamente alejándose cada vez más de su sentido bíblico.

lunes, 1 de julio de 2019

¿Dónde están?

¿Dónde están las principales causas del deterioro medioambiental y social?.
Hablamos mucho de las consecuencias (es lo que más se ve y constatamos todos) y también de cositas que podemos hacer para mitigar o disminuir un poco al menos esos efectos tan negativos para la salud y la imagen de nuestra Casa Común.
Necesitamos hablar más claro y sin tapujos de las causas que nos han llevado a la situación que hoy sufrimos y que de seguir en marcha van a terminar por liquidar toda esperanza de vida humana en nuestro planeta.

jueves, 27 de junio de 2019

Cómo seguir a Jesús


13 Tiempo ordinario – C (Lc 9,51-62)
Evangelio del 30 / Jun / 2019 

Jesús emprende con decisión su marcha hacia Jerusalén. Sabe el peligro que corre en la capital, pero nada lo detiene. Su vida solo tiene un objetivo: anunciar y promover el proyecto del reino de Dios. La marcha comienza mal: los samaritanos lo rechazan. Está acostumbrado: lo mismo le ha sucedido en su pueblo de Nazaret.