sábado, 27 de febrero de 2021

Día de la Naturaleza

 

Día de la naturaleza (3 de marzo)

OBJETIVO DE LA JORNADA:  Llamar la atención sobre el elemento natural de la Casa Común de la humanidad de manera que crezca en las personas el debido respeto, admiración, ayuda y protección hacia el entorno natural sea cual sea la forma en que se manifiesta.
En la Biblia se habla de la relación del ser humano con la naturaleza como una auténtica alianza que beneficia a ambas partes: "Creced, multiplicaos, haced habitable la tierra" (Gn. 1,28). El término hebreo כָּבַשׁ (kaw-bash') puede tener varias acepciones, una de ellas es "someter, dominar,..." pero también puede significar "hacer habitable, cultivar, trabajar,..." y es en este segundo sentido que hay que entender la llamada al dominio sobre la naturaleza, ¡NO A LA EXPLOTACIÓN, EXPOLIO, DESTRUCCIÓN y DESPRECIO hacia esta naturaleza! que es por desgracia como no pocos lo han interpretado (obviamente porque así lo han querido ver mirando sólo sus intereses particulares y egoístas). Éste pues es el sentido cristiano de ese versículo bíblico y no lo que por desgracia algunos están haciendo hoy.
Nada en la naturaleza sobra sino que todo en ella tiene un sentido. Un ecosistema se transforma en otro tan sólo con que falte uno solo de los elementos que antes lo formaban; a veces los cambios pueden ser brutales hasta tal punto que faltando un elemento sólo... haría desaparecer al resto a continuación. Pongamos por ejemplo el caso de las abejas¿qué pasaría si desaparecieran?, existen insectos que también polinizan pero ¿con esa misma eficiencia que lo hacen las abejas?. No son pocos los estudios que auguran un futuro totalmente incierto para la humanidad misma si las abejas desaparecieran. Basta ir tirando del hilo:
  1. Sin polinización no hay fecundación de las flores.
  2. Sin fecundación no hay frutos.
  3. Sin frutos no hay alimento para quienes se nutren de esos frutos.
  4. Sin frutos no hay semillas.
  5. Sin semillas no hay posibilidad de reproducción de las plantas que dependen de las semillas.
  6. Si las plantas desaparecen por falta de reproducción los animales que se alimentan de ellas desaparecen también.
  7. Sin esos animales no habrá leche ni carne para quienes se alimentan de ellos.
  8. ...
¿Cuántas más especies animales y vegetales son claves para la existencia humana?. Y esto hablando de un simple insecto: las abejas.

Necesitamos redescubrir el nexo de unión que existe entre nosotros y el medio natural, aprender a mirarlo, admirarlo, valorarlo,,... amarlo. Porque si la única lógica del dominio sobre la naturaleza ha de ser la depredación salvaje (mucho más cruel la del ser humano que la de cualquier otro animal, dicho sea de paso)... entonces no sólo no habremos entendido ni papa de lo que dice Gn.1,28 sino que además caminaremos derechitos hacia nuestro suicidio.
Necesitamos aprender a vernos parte de esta Creación, corresponsables de ella, constructores de armonía,... fomentando el conocimiento de la misma en todos sus elementos, formas de vida, elementos "inertes",... promoviendo el respeto a todos sus elementos y a su conjunto, así como la apertura a todo lo que de la naturaleza podemos aprender.
Necesitamos valorar nuestra inteligencia y capacidad de transformación no como un poder que nos lleve a sentirnos superiores a las demás especies sino como un grado mayor de responsabilidad en la convivencia entre la naturaleza y nosotros, precisamente por esa inteligencia que decimos tener. Somos acreedores a una mayor exigencia pues en el cometido de respetar y cuidar la naturaleza porque también son muy altos los "talentos" que hemos recibido.
A nadie le es lícito degradar, contaminar o destruir literalmente la naturaleza ni el equilibrio en los ecosistemas porque de entrada nada de eso nos pertenece: existía antes de nacer nosotros, no lo hemos creado nosotros, no somos los autores de la VIDA, únicamente sus custodios y cuidadores.
Santi Catalán

PARA AMPLIAR
:
PARA LA REFLEXIÓN Y EL DIÁLOGO:
DINÁMICA:
 
Estemos "en casa" o en "el cole" podemos subdividirnos en "pequeños equipos" e indagar sobre estos contenidos:
  • A)- CELEBRACIÓN: ¿Por qué se celebra el "Día de la naturaleza" el 3 de marzo?. ¿Qué se pretende con esta celebración?. ¿Cómo hemos celebrado este día hasta ahora en nuestros hogares, en el cole y en otros espacios?, ¿cómo nos gustaría celebrarlo este año?.
  • B)- TERMINOLOGÍA: ¿Qué entendemos por: "naturaleza, entorno natural, ecosistema, vida silvestre, ecología, medio ambiente, biocenosis, biotopo,.., 100 palabras relacionadas con la naturaleza"?.
  • C)- CAUSAS Y CONSECUENCIAS: ¿Cuáles pueden ser las causas por las cuales se hace necesario dedicar un día al menos a reflexionar sobre la naturaleza o vida silvestre?. ¿Qué espacios naturales conocemos en nuestro entorno que necesitan mayor y mejor cuidado?. ¿Qué consecuencias inmediatas trae o puede traer la degradación del medio natural?. ¿Qué consecuencias traerán a muy largo plazo?.
  • D)- NUESTRAS PRÁCTICAS: ¿Cómo podríamos ampliar nuestro conocimiento sobre la naturaleza?. ¿Hemos sido conscientes de la importancia que tiene cuidar nuestro entorno natural?. ¿Qué características debiera tener nuestro entorno natural para que pueda decirse que convivimos de manera armoniosa con él?, ¿en qué podríamos ayudar a mejorar este entorno?. ¿Cómo conseguirlo, qué acciones concretas podríamos llevar a cabo?.
Cada equipito:
  • Trabaja sobre el contenido buscando la información al respecto donde considere, sobre todo internet, libros, revistas especializadas, instituciones relacionadas con este tema y personas de la familia.
  • Hace una síntesis/resumen (que debe quedar muy clara para todos) de las ideas principales obtenidas en su trabajo de indagación.
Hecha ya la síntesis:
  • Cada pequeño equipo expone sus conclusiones..
  • Buscan entre todos conclusiones prácticas que ayuden a generar compromiso e ilusión por sus propias realizaciones: consigo mismos y en su familia.
  • Sería ideal poder concluir el trabajo con un compromiso personal y familiar, un gesto, en el que mostrar el sentir de todos.

jueves, 25 de febrero de 2021

Nueva identidad cristiana

2 Cuaresma – B
(Marcos 9,2-10)
Evangelio del 28 / Feb / 2021 
Lecturas: https://www.ciudadredonda.org/calendario-lecturas/evangelio-del-dia/?f=2021-02-28

Para ser cristiano, lo más decisivo no es qué cosas cree una persona, sino qué relación vive con Jesús. Las creencias, por lo general, no cambian nuestra vida. Uno puede creer que existe Dios, que Jesús ha resucitado y muchas cosas más, pero no ser un buen cristiano. Es la adhesión a Jesús y el contacto con él lo que nos puede transformar.

En los evangelios se puede leer una escena que, tradicionalmente, se ha venido en llamar la «transfiguración» de Jesús. Ya no es posible reconstruir la experiencia histórica que dio origen al relato. Solo sabemos que era un texto muy querido entre los primeros cristianos, pues, entre otras cosas, los animaba a creer solo en Jesús.

La escena se sitúa en una «montaña alta». Jesús está acompañado de dos personajes legendarios en la historia judía: Moisés, representante de la Ley, y Elías, el profeta más querido en Galilea. Solo Jesús aparece con el rostro transfigurado. Desde el interior de una nube se escucha una voz: «Este es mi hijo querido. Escuchadlo a él».

Lo importante no es creer en Moisés ni en Elías, sino escuchar a Jesús y oír su voz, la del Hijo amado. Lo más decisivo no es creer en la tradición ni en las instituciones, sino centrar nuestra vida en Jesús. Vivir una relación consciente y cada vez más comprometida con Jesucristo. Solo entonces se puede escuchar su voz en medio de la vida, en la tradición cristiana y en la Iglesia.

Sólo esta comunión creciente con Jesús va transformando nuestra identidad y nuestros criterios, va curando nuestra manera de ver la vida, nos va liberando de esclavitudes, va haciendo crecer nuestra responsabilidad evangélica.

Desde Jesús podemos vivir de manera diferente. Ya las personas no son simplemente atractivas o desagradables, interesantes o sin interés. Los problemas no son asunto de cada cual. El mundo no es un campo de batalla donde cada uno se defiende como puede. Nos empieza a doler el sufrimiento de los más indefensos. Nos atrevemos a trabajar por un mundo un poco más humano. Nos podemos parecer más a Jesús.


José Antonio Pagola
https://www.gruposdejesus.com/2-cuaresma-b-marcos-92-10-2/

martes, 23 de febrero de 2021

El virus de la injusticia

LA INJUSTICIA ES UN VIRUS QUE ESTA EXTERMINANDO A LOS EMPOBRECIDOS DEL MUNDO, INCREMENTADA POR EL COVID-19.

Un informe dice que unas 12.000 personas mueren al día de hambre  a consecuencia del Covid-19.

LA PANDEMIA DEL VIRUS Y LA POBREZA.

¿Para  qué tenemos que ir a buscar a marte restos de vida, si tenemos millones de personas y otros seres vivos muriendo de hambre en la Tierra, tanto por una economía injusta como por el cambio climático, generado por ella?.

Los más afectados por el Covid-19 son los más empobrecidos como sucedió siempre con otras epidemias como la tuberculosis, el paludismo, el cólera, el sarampión…

Las condiciones de vida adversas que soportan los empobrecidos son las que en definitiva hacen imposible la vida. El virus las está haciendo todavía más adversas para los pobres porque está empeorando su economía, generando estructuralmente empobrecidos vulnerables en serie. Un pobre de cualquier país africano, que lo obligan a confinarse en casa y no puede salir a trabajar, ese día no come.

Desde que empezó la pandemia, los empobrecidos del Tercer Mundo han tenido que optar entre salir a buscar algo de comer y contagiarse, o morir de hambre, hacinados en sus chabolas de hojalata. Un informe de Oxfam dice que unas 12.000 personas pueden morir al día de hambre a consecuencia del Covid-19. Para los empobrecidos, la pandemia del virus vino a sumarse a la pandemia del hambre, acentuando ésta aun más, hasta el punto de que los pronósticos de los más entendidos apuntan a que la actual crisis del coronavirus hundirá a unos 100 millones de personas, además de las que ya hay, en la pobreza extrema.

HAMBRE Y ENFERMEDADES.

Para los más empobrecidos el HAMBRE y las ENFERMEDADES, van siempre juntas. De los 54 países que forman África, salvo dos o tres, todos los demás llevan emparejadas ambas cosas. Luchar contra las enfermedades sin luchar contra el hambre es un fracaso, porque un organismo desnutrido sucumbe ante la enfermedad. La pobreza persistente provoca enfermedades del cuerpo y del alma, y arruina la vida porque multiplica la miseria y aleja la esperanza.

Por eso, hay que luchar ante todo contra las causas del hambre  y contra las injusticias que la causan, sobre todo mejorando mucho las relaciones Norte-Sur. Llevamos años proclamando y reclamando “hambre 0”, pero después de haber mejorado, llevamos tres años alejándonos cada vez más de ese objetivo, pues aumentan a la vez la pobreza y la desigualdad, y a partir de la pandemia aun más. Estamos en un sistema económico del neoliberalismo que mata, tanto a los humanos como al planeta. ¿Qué fuimos a buscar a la luna y ahora qué tenemos que ir a buscar a Marte, si tenemos millones de personas muertas de hambre y de enfermedades curables en la Tierra?. ¿Para qué son 25.000 millones de dólares que aprueba EE.UU. para  la NASA?.

HIPERCAPITALISMO DIGITAL.

La última andanada del neoliberalismo capitalista es un hiper-capitalismo digital galopante y acelerado, desarrollado en muy poco tiempo, que acumula un poder económico nunca visto en la historia, cuya capacidad supera a la de numerosos Estados. Veamos dos ejemplos:

Elon Musk que se ha convertido en la persona más rica del mundo, pues desde marzo de 2020, en tan poco tiempo, ha agregado a su fortuna 165.000 millones de dólares, la cual se eleva ahora a189.700 millones, y su empresa, Tesla, que fabrica coches eléctricos, ya supera los 800.000 millones de dólares. El ejemplo siguiente lo tenemos en Jeff Bezos de Amazon, cuya patrimonio neto es de 185.000 millones de dólares, muchos de los cuales los generó en plena pandemia vírica. (Fuente: FORBES, enero de 2021).

ADICTOS Y SUPERCONTROLADOS.

Esto es un nuevo totalitarismo que cada vez acumula más poder en menos manos, que nos conduce  a todos a tenernos más y más controlados, y a millones de personas a más pobreza.

Es un capitalismo de vigilancia, que reclama continuamente nuestra atención con técnicas de persuasión que nos convierten en sus adictos.

Google lo sabe todo de los que manejamos las redes de comunicación, se queda con todos los datos de nuestras búsquedas para alimentar la inteligencia artificial y  hacer predicciones. Sin nosotros enterarnos, en secreto, extraen nuestros datos para venderlos. Nos vamos a la cama con el móvil o nos enfrascamos en el ordenador,  y por ahí entran en nuestra casa Google, Apple, Amazon o Facebook y cientos de compañías que no conocemos. Da igual que les cierres la puerta de tu casa porque ya están dentro y conocen nuestros gustos, pero no quieren que nosotros sepamos que ellos los conocen y que nosotros sí estemos convencidos de que tenemos el control de lo que queremos o no queremos. Saben por dónde andamos, a dónde vamos, qué amistades tenemos… Cualquier cosa que publicamos en las redes sociales la desmenuzan hasta el punto de descubrir incluso nuestro estado emocional.

La inteligencia artificial de Facebook examina billones de datos cada día y es capaz de producir seis millones de predicciones por segundo. Esos datos los cogen sin nosotros enterarnos. Cada vez que utilizamos las redes sociales estamos alimentando un sistema que aumenta su poder y mina nuestras democracias e incrementa la desigualdad. La manipulación es tan grande que nuestras fotos de Facebook pueden servir para encarcelar a gente inocente en una campaña genocida contra una minoría religiosa. Estamos ante un desafío político y legal. Nos están robando una parte cada vez más grande de nuestras vidas sin nuestro permiso.

¿Es peligroso este capitalismo de vigilancia cada vez más global?. Una reciente encuesta en EE.UU. manifiesta que el 81 % considera que los riesgos del control masivo de la información exceden a los beneficios, y el 84 % no confían en que las compañías que poseen las redes sociales arreglen los problemas que han creado. Tenemos que parar esto. (Para más información ver entrevista a Shoshana Zuboff en XLSemanal nº 1734 del 23 de enero de 2021).

Ya hace muchos años que se dice que “quien tiene la información tiene el poder”. Este nuevo poder económico-digital está generando cada vez mayor desigualdad y asimetría en el mundo, aumentando enormemente la riqueza de unos pocos, y aumentando la pobreza de millones.

CONSECUENCIAS.

Frente a estos emporios, está la espantosa vergüenza de terminar 2020 con casi 80 millones de personas que han tenido que abandonar sus hogares en todo el mundo, muchas de las cuales viven la miseria en los campos de refugiados de África en:

  1. Dadaab, con 300.000 refugiados en Kenia.
  2. Dollo Ado con 213.00 refugiados entre Etiopía y Somalia
  3. Kakuma con 179.000 refugiados también en Kenia
  4. Yida con 70.000 refugiados en Sudán del Sur.

Tenemos además:

  1. Cox's Bazar en Bangladés con 860.000 refugiados.
  2. Zaatari, con 80.000 sirios en el desierto de Jordania.
Estos seis campos suman en total 1.702.000 personas viviendo de forma indigna e inhumana, que sumadas a otros desplazados en diversos países suman un total de 2.600.000 personas.
Aquí, como a las puertas de casa, en Moria, en la isla de Lesbos, Grecia, tenemos el mayor campo de refugiados de Europa, concebido para unos 3000, pero alberga a cerca de 20.000, de los cuales, casi 7000, son niños. La mayoría son familias que viven hacinadas en tiendas de campaña muy precarias cuando, en invierno, las temperaturas pueden llegar a los 0ºC por la noche, y son frecuentes las peleas y agresiones de todo tipo.

Si en los países desarrollados nos resulta tan difícil evitar los contagios del coronavirus, ¿qué no será en estas enormes conglomeraciones de personas, hacinadas en viviendas infrahumanas, sin servicios básicos de higiene, sin poder ni lavarse las manos?.

UN EJEMPLO CONCRETO.

Acercándonos aun más a nuestra misma casa, aquí en Gijón:

COMUNICADO DEL COLECTIVO ALAMBIQUE DE GIJON: El pasado miércoles 17 de febrero, en el barrio de Perchera en Gijón, según comunica la asociación ALAMBIQUE, la policía disparó en cuatro ocasiones para reducir a un vecino con problemas económicos y de salud mental, de 65 años, cuando iban a notificarle el desahucio de su vivienda de alquiler.

Este hecho, es sólo la explosión llamativa de situaciones que se están dando cotidianamente sin ruido en nuestros barrios. Es un ejemplo más de una sociedad que fracasa una y otra vez con las medidas que pone en marcha para intentar solucionar los problemas de empobrecimiento, salud y precariedad que ella misma provoca en muchas ocasiones por no poner en el centro la vida y las necesidades de las personas.

Cada uno de esos disparos es el ejemplo de un fracaso:

  1. El primero es el FRACASO DEL SISTEMA DE SALUD que no es capaz de dar una respuesta a los problemas de salud mental que sufría la persona, sin ir más allá de mitigar el dolor con medicación. Sin ofrecer apoyo personal y social.
  2. El segundo el FRACASO ES DE LOS SERVICIOS SOCIALES que no son capaces de detectar ni acompañar a una persona que se encontraba ante un desahucio inminente.
  3. El tercer FRACASO ES LA FALTA DEL DERECHO A UN TECHO. Una persona que no puede hacer frente al alquiler y se ve abocada a vivir en la calle.
  4. Y el cuarto, el FRACASO DE LOS RESPONSABLES POLICIALES que entienden que la única solución para contener a un vecino es disparar cuatro tiros.

Desde el colectivo ALAMBIQUE de lucha contra la exclusión denunciamos estos fracasos y a sus responsables y creemos que hay una alternativa a esta sociedad fracasada. Esa alternativa para nosotras es la comunidad, una comunidad activa que denuncia las injusticias y la falta de acceso a los derechos sociales que sufrimos en los barrios. Una comunidad con lazos de apoyo mutuo, con preocupación, cuidados y atención entre los vecinos y vecinas. Una comunidad que pone en el centro la vida y las necesidades de las personas, sabiendo que una comunidad más justa, es una comunidad más sana.


Feliz jornada a tod@s.- Faustino
faustino.vilabrille@gmail.com

domingo, 21 de febrero de 2021

¿Casualidad... o intencionalidad? (y II)

Nuestra banca y oligarquía juegan a creerse que pintan algo y son quienes dirigen pero están demostrando que son simples marionetas a las órdenes de intereses foráneos que en nada apoyan ni apoyarán proyectos que puedan llevar a España a una mayor independencia de capital extranjero. 

En nuestro país algunos señalan a la banca española, a las empresas del IBEX-35 y a los grandes adinerados como los causantes de todos nuestros males económicos.

Otros ponen el acento en nuestros gobernantes y la clase política que nos está tocando sufrir ya desde hace años (no es sólo de la de ahora).

Pero… ¿actúan estos estamentos de manera autónoma e independiente?. Todos sabemos que no: hay directrices que vienen marcadas por la Unión Europea o bien desde macroestructuras económicas y financieras, acuerdos comerciales que obligan a muchos países porque sus capitales tienen hipotecada la productividad y distribución de los bienes de consumo de estos países.

Existen las multinacionales y algunas de ellas con tanto poder financiero (no olvidemos que es el capital quien está gobernando, no el poder político) que pueden perfectamente favorecer el desarrollo de un país como ralentizarlo o anularlo incluso. Estas superestructuras manejan a su vez a los poderes financieros locales, tales como nuestra oligarquía española, instrumento fiel y sumiso totalmente a ese capitalismo que es impuesto por EE.UU. y sus puntas de lanza que son esas multinacionales cuyos intereses será capaz de defender aunque sea provocando guerras donde le plazca o poniendo el riesgo la paz planetaria en tal de que ningún centro de poder le quiera disputar su supremacía.

Lo que EE.UU, lleva haciendo en toda Latinoamérica a lo largo de estos 200 últimos años es lo que ahora está haciendo en España y todos los países sometidos a sus dictados e influencia política: degradación, debilitamiento de nuestras instituciones, aniquilamiento del tejido empresarial con capital propio, expolio y saqueo.

¿Nos importa el Bien Común?.

Es obvio que nada ocurre por casualidad. Hay en todo una clara intencionalidad. Otra cuestión es que lo queramos admitir o no, o que nos tengan tan comprados, maniatados o sometidos que incluso nos empeñemos en negar toda evidencia.

El 1% de la población mundial tiene en sus manos el 82% de todos sus recursos; es la porción de la humanidad con capacidad de hacer con ese 82% de los recursos materiales del planeta lo que les plazca y no porque encabecen los gobiernos de las naciones sino porque esos gobiernos les pertenecen, los tienen comprados, intervenidos y sin capacidad real de dirigir los destinos de sus propios países (el gobierno español, incluso el actual, no es más que un títere en manos de los intereses económicos del gran capital que tiene en EE.UU. y los países que obedecen ciegamente sus dictados, la batuta de todo el sistema financiero mundial) y eso lo saben todos los partidos políticos antes de aposentarse en las poltronas... pero no se atreven a reconocerlo ante la ciudadanía: prefieren seguir engañando prometiendo el oro y el moro con discursos populistas y dejando a la postre en evidencia su hipocresía, falta de valentía y carencia de honradez.

Mientras esto sea así lo que la D.S.I. tantas veces ha llamado Bien Comúnserá una utopía más. Es uno de los principios fundamentales de esta D.S.I. pero no interesa al capitalismo salvaje el fomento de políticas que desarrollen este principio y cargan sobre él todo tipo de sospechas endiosando el derecho a la propiedad privada individual e individualista del capital, medios de producción y recursos naturales del planeta.

Bajo la excusa de “promover el desarrollo y crecimiento económico se esconde únicamente el exclusivo afán de enriquecimiento cada vez mayor de unos pocos y la acentuación de la pobreza y miseria del resto de la humanidad. No es un auténtico desarrollo humano lo que buscan sino sólo la acumulación de poder y riqueza cada vez en menos manos y cada vez más opresoras respecto del resto de la población mundial.

Está en nuestras manos.

Nuestra clase política, toda, la que está en el poder y la que está en la oposición, tiene el deber moral o ético de cumplir su tarea: servir a la gobernabilidad del país desde los criterios que ya vienen marcados en la Constitución Española y en el marco de la Carta Universal de los Derechos Humanos y debe hacer frente común con la Unión Europea para establecer una normativa comunitaria que obligue a las multinacionales y grandes corporaciones empresariales a tributar en los países en los que obtienen beneficios y en proporción a los mismos, persiguiendo además el fraude fiscal y la evasión de capitales a paraísos fiscales.

Nuestras grandes empresas del IBEX-35 deben dejar de evadir capitales fuera de nuestras fronteras, despojarse de la inversión extranjera que es la que maniata y determina a dónde van a parar los beneficios y tributar proporcionalmente a dichos beneficios evitando así la competencia desleal respecto a las PYMES.

La banca española, capitaneada por el Banco de España, debiera apostar por las finanzas éticas: ningún crédito a empresas que inviertan en armas o en proyectos que no garanticen el respeto absoluto al Medio Ambiente, a los Derechos Humanos, a la cultura y desarrollo de la economía social y productiva, no especulativa.

La ciudadanía en nuestra totalidad necesitamos también tomar conciencia de nuestras prácticas consumistas. Según sea nuestro estilo de vida, nuestras maneras de consumir, comprar, comerciar, invertir, etc… estamos determinando a quién le damos el poder, estamos dibujando el mapa social de nuestro país, estamos fomentando nuestra autonomía como gran nación que es España o dejando que nos manejen desde fuera al antojo de quienes nos han llevado al punto en el que estamos.

También tenemos la capacidad de llevar a la banca a practicar otros valores: todo dependerá de a qué banco confiamos nuestros ahorros o en cuál cobramos nuestras nóminas, o a través del cual recibimos subvenciones o ayudas,... Si apostamos por la Banca Ética (FIARE Banca Ética, Triodos Bank, Coop 57, Oiko Credit,...) y dejamos de lado a quienes se niegan a adoptar esos criterios éticos... pronto cambiarán de filosofía: a ellos sólo les interesa el dinero y el dinero es nuestro. Todo está en nuestras manos y poseemos la capacidad de transformarlo todo si nos lo proponemos.


Santi Catalán
santi257@gmail.com

viernes, 19 de febrero de 2021

La conversión nos hace bien

 

1 Cuaresma – B
(Marcos 1,12-15)
Evangelio del 21 / Feb / 2021 
Lecturas: https://www.ciudadredonda.org/calendario-lecturas/evangelio-del-dia/?f=2021-02-21

La llamada a la conversión evoca casi siempre en nosotros el recuerdo del esfuerzo exigente, propio de todo trabajo de renovación y purificación. Sin embargo, las palabras de Jesús: «Convertíos y creed en la Buena Noticia», nos invitan a descubrir la conversión como paso a una vida más plena y gratificante.

miércoles, 17 de febrero de 2021

¿Casualidad... o intencionalidad? (I)


Pocas pandemias o ninguna ha carecido de tanta información necesaria como claridad en esa información como la COVID-19. Paradógicamente cuando más avanzada está la ciencia y más amplia y rápidamente puede difundirse cualquier noticia. ¿Casualidad o intencionalidad?. ¿Al servicio de quién o de qué están la ciencia y la información en la actualidad a efectos prácticos?.

Llega el confinamiento a Europa y durante meses se produce un parón sin precedentes en la entrada de beneficios especialmente para las empresas familiares y las pequeñas empresas.

jueves, 11 de febrero de 2021

Extender la mano

6 Tiempo ordinario – B
(Marcos 1,40-45)
Evangelio del 14 / Feb / 2021 
Lecturas: https://www.ciudadredonda.org/calendario-lecturas/evangelio-del-dia/?f=2021-02-14

La felicidad sólo es posible allí donde nos sentimos acogidos y aceptados. Donde falta acogida, falta vida; nuestro ser se paraliza; la creatividad se atrofia. Por eso una «sociedad cerrada es una sociedad sin futuro, una sociedad que mata la esperanza de vida de los marginados y que finalmente se hunde a sí misma» (Jürgen Moltmann).

domingo, 7 de febrero de 2021

Irresponsabilidad insoportable

La expresión “Juventud divino tesoro” la encontramos en el libro de poemas  Cantos de vida y esperanza, del poeta nicaragüense Rubén Darío, publicado en 1905, que empieza así:

viernes, 5 de febrero de 2021

Aliviar el sufrimiento

 

5 Tiempo ordinario – B
(Marcos 1,29-39)
Evangelio del 07 / Feb / 2021 
Lecturas: https://www.ciudadredonda.org/calendario-lecturas/evangelio-del-dia/?f=2021-02-07

La enfermedad es una de las experiencias más duras del ser humano. No solo padece el enfermo que siente su vida amenazada y sufre sin saber por qué, para qué y hasta cuándo. Sufre también su familia, los seres queridos y los que le atienden.

miércoles, 3 de febrero de 2021

Pobres de los pobres

POBREZA INSOPORTABLE, POBRES DE LOS POBRES.

Las consecuencias más graves y dolorosas de la pandemia son sin duda las humanas por morir por su causa y además tener que hacerlo de forma tan inhumana y dolorosa, en soledad, en ausencia de personas cercanas o familiares, por mucho que se haya esforzado el personal sanitario en llenar ese vacío, que sin duda hizo todo lo que pudo.