viernes, 24 de febrero de 2017

Marcha por la paz



Marcha de Oración por la Paz (Sábado 3º de febrero)

OBJETIVO: Reflexionar y orar juntos, distintas comunidades cristianas y personas y grupos de buena voluntad, hermanados en una peregrinación orante por la paz en el mundo.
Como cada año, desde hace ya más de diez, distintas comunidades cristianas y personas de diferentes procedencias en nuestra isla nos reunimos el tercer sábado del mes de febrero para ORAR y REFLEXIONAR juntos acerca de la paz en nuestro mundo.
En este año centramos la atención sobre el L Mensaje para la paz, del Papa Francisco: "La no-violencia, un estilo de política para la paz".
Para ello seguimos el siguiente desarrollo:

ERMITA DEL SOCORRO (Chimisay).

Estábamos citados todos a las 8 de la mañana del pasado 18 de febrero junto a la ermita de El Socorro del grupo urbano "Chimisay", hoy minimizado dentro de un gran polígono industrial y pegadito a la cosa con una hermosa playa de arenas negras. Los débiles rayos del sol bañaban el amanecer igual que las olas se desvanecían en la arena de la pequeña playa.
Cuenta la tradición que fue aquí donde unos pastores guanches hallaron en la desembocadura del barranco de Chimisay (dentro del municipio de Güímar) una imagen femenina que provocó el retraimiento del ganado que ellos guiaban.
Intentando hacer entender por señas a la tal señora y también tratando de apartarla a la fuerza ambos pastores quedaron lastimados y comunicando los hechos al mencey Acaymo (rey del lugar) éste ordenó que fuera transladada la imagen a la cueva-palacio de Chinguaro sucediendo entonces que los dos pastores quedaron completamente sanos al tocar la imagen.
Así fue como el mencey Acaymo comprendió que esta imagen llevaba en sí misma algo sobrenatural y decidió cargarla él mismo para llevarla hasta Chinguaro... pero quedó muy pronto fatigado hasta el punto de "pedir socorro". Es así que, posteriormente, en el lugar en que sucedieron estos hechos se decidió edificar una ermita llamada "Nuestra Señora de El Socorro".
...
Tras el saludo a todos los asistentes y explicado el proceso que íbamos a seguir a lo largo de la marcha a través de una canción que nos invitaba a reflexionar sobre tantas y tantas violencias como sufre nuestro mundo y tratando de reflejar también dichas violencias mediante imágenes que se fueron quedando pegadas en un arco-portal iniciamos dicha marcha pasando todos bajo dicho portal, expresando con ello que "asumimos estas violencias, cargamos con ellas para liberar al mundo de su peso".

Hasta CHINGUARO.

Durante el trayecto hasta Chinguaro realizamos varias paradas que pretendían el reagrupamiento de todos los participantes (seríamos alrededor de 500 personas entre adultos y jóvenes -la mayoría jóvenes) que aprovechábamos para relevarnos en el transporte de una pancarta que encabezaba la marcha con el lema "Marcha por la paz".
El día era soleado pero con una suave brisa que hizo muy llevadero todo el trayecto. El ritmo era accesible a todos los caminantes y permitía conversar tranquilamente unos con otros durante este tiempo. Circunstancia que favoreció la dinámica de "intercambiar distintas frases de que consta el mensaje para la paz "La no-violencia, un estilo de política para la paz". El objetivo de esta dinámica era doble: por una parte promover la reflexión acerca de dicho documento de manera autónoma y, por otra, fomentar la comunicación e intercambio de pareceres acerca del documento del Papa Francisco.

En CHINGUARO.

Llegados a la "Cueva de Chinguaro" tuvimos unos instantes de reposo que aprovechamos para tomar un tentempié (cada cual llevaba su mochilita con agua, algún bocadillo,... o lo que creyera conveniente para la jornada) y tras ello disfrutamos de la narración que se nos compartió:
Cuenta la tradición que fue en este lugar cuando llegada la comitiva del mencey Acaymo éste quiso saber "quién era esta mujer representada en la imagen" y para ello preguntaron a un joven llamado Antón Guanche (había sido esclavo de los castellanos y logró escapar para regresar de nuevo a su isla; él había sido ya bautizado como cristiano y conocía perfectamente su significado), así que a la pregunta del mencey contestó: "Axmayex Guayaxerax Achoron Achaman" que significa "La madre del Sustentador del Cielo y de la Tierra". 
...
Juntos celebramos un pequeño gesto de oración comunitaria y emprendimos camino hasta la basílica Virgen de Candelaria.

En LA CANDELARIA.

Cuenta la tradición que Antón Guanche, ante la pretensión del mencey Acaymo de guardar la imagen en su palacio, le convenció para que diese a tal imagen su propia casa, razón por la cual fue transladada a la cueva de Achbinico, junto a la costa, tras la actual basílica de la Virgen de Candelaria, y donde hoy se rinde culto a San Blas.
...
Antes de entrar en la basílica se llevó a cabo en su entrada una actividad preparada por los scouts de Adeje que nos invitaba a transformar las actitudes de violencia en actitudes de paz, actitudes coherentes con el mensaje cristiano y constructoras de nuevos estilos en las relaciones humanas.
Las conclusiones son tan simples como sencillas pero siempre inéditas ya que la paz no es sólo la ausencia de guerra, implica también la creación y desarrollo de actitudes que lleven a una mayor justicia social, una convivencia familiar donde prime el respeto al otro fomentando sus cualidades, apoyándole en sus proyectos, promoviendo la corresponsabilidad y armonía entre todos los miembros de la unidad familiar; una convivencia social más tolerante que tenga en cuenta la pluralidad de perspectivas ideológicas, culturas, religiones, creencias o increencias,... fomentando su interacción sin imposiciones ni discriminación de unos sobre otros; unas condiciones laborales que den como resultado no sólo el respeto a la dignidad humana del trabajador sino que busque también un salario suficiente, equilibrio del descanso-trabajo-convivencia familiar, posibilidad de acceso a la vivienda, salud y educación,...
La paz se construye también cuando buscamos la armonía no sólo entre nosotros los humanos sino también cuando procuramos esa unidad con el entorno natural. No podemos construir un futuro armónico si degradamos la naturaleza, si menospreciamos el medio ambiente.
...
Ya en la basílica, a las 12 del mediodía, celebramos la Eucaristía y tras ella dimos por concluída la jornada regresando cada cual a sus casas, al quehacer cotidiano... pero con esta perspectiva: ser constructores de la no-violencia en todos los ámbitos de nuestra vida personal, socio-ambiental e institucional.

PARA AMPLIAR:
PARA LA REFLEXIÓN Y EL DIÁLOGO:
  • ¿Sabías que existía esta jornada?. Si acaso no la conocías y quisieras participar en ella en el próximo año ¿qué puedes hacer para conseguir tu participación en la misma?.
  • ¿Crees que hay suficiente información y difusión de esta actividad como para que todo el mundo que quisiera pueda participar de ella?. ¿Qué cambios te parecen necesarios al respecto?.
  • Teniendo en cuenta el objetivo de esta jornada y mediante la actividad-marco de la misma (caminata) ¿qué dinámicas se te ocurren para enriquecer o ayudar a profundizar en los elementos que sirvan para la construcción de la paz?.
  • ¿A qué puedes comprometerte en tu ámbito familiar, escolar y de relaciones sociales para lograr una convivencia de no-violencia y verdaderamente constructora de paz?.

No hay comentarios:

Publicar un comentario