martes, 14 de febrero de 2017

Amar a la pareja es...



Día de San Valentín (14 de febrero)

OBJETIVO: Conocer el sentido de esta celebración, valorar su contenido y celebrarlo en la relación de pareja, no a base de regalitos sino en lo que ese amor significa.
Lo que es amar a una pareja y lo que no lo es.
Muchas personas dicen amar profundamente a sus parejas, he escuchado muchas veces como hablan de forma realmente convincente cuando definen el amor hacia la persona con la que comparten y lo que es el significado de una vida en común, sin embargo muchas de las veces lo que dicen y lo que hacen no tiene congruencia alguna y es allí en donde se divisa la diferencia abismal del significado de lo que es amar a una pareja y lo que no lo es.
Amar a una pareja es…
·         Esperar lo mejor para ella siempre.
·         Desear que se sienta feliz.
·         Sentirse orgulloso de él o ella cuando logra sus metas y sus más ansiados sueños.
·         Celebrar con ella sus triunfos y acompañarla en los fracasos
·         Lograr abrirse a llegar a acuerdos cuando los dos tienen diferencias de pensamientos evidentes con el fin de continuar viviendo una vida en común saludable y feliz.
·         Ser capaz de aceptar que te equivocaste y demostrar que en realidad te interesa reparar el daño siendo alguien 100% diferente
·         Pedir perdón de corazón si hieres a quien amas y demostrar con hechos que tu amor es sincero y que tu pareja puede confiar de nuevo en ti, aunque necesite mucho tiempo para restaurar de nuevo esa confianza que ha perdido.
·         Estar dispuesto a apoyar a tu pareja en cosas que pueden ser molestas para ti en algunos momentos de manera que él o ella puedan sentir que pueden contar contigo.
·         Aceptar que tu pareja piensa, se comporta y ama diferente a ti y seguirla amando a pesar de todo.
·         Ayudar a tu pareja a crecer y ser mejor cada día.
Lo que no es amar a tu pareja…
·         Envidiar a tu pareja y sentirte continuamente en competencia con él o ella todo el tiempo.
·         Alegrarse porque tu pareja sufre o se siente mal, porque sientes que merece un castigo.
·         Sentir rabia, inconformidad o molestia porque tu pareja logra sus metas y tú no.
·         Aislarte de tu pareja porque no soportas celebrar a su lado sus triunfos ya que eso te recuerda que no has logrado los tuyos.
·         Alejarte de tu pareja cuando más necesita de ti porque no soportas sus estados de ánimo negativo o depresivo.
·         Cerrarte totalmente al dialogo y la negociación cuando los temas que se tratan no se definen tal como tu deseas que sean.
·         Necesitar tener la razón en todo momento aun a costa de que tu relación se deteriore.
·         Hablar muy bonito de lo que sientes acerca de tu pareja pero actuar totalmente en desacuerdo a lo que dices.
·         Faltarle al respeto a tu pareja con malas palabras, actitudes negativas, o presionándola a que haga cosas que él o ella no desea hacer.
·         Hablar mal de tu pareja y criticarla continuamente por su forma de ser para justificar tus malas actitudes ante ella.
·         Maltratarla física o psicológicamente y luego pedirle perdón y volver a recaer en actitudes negativas para con el o ella, demostrando que hablas mucho pero no cumples tus promesas.
·         Herir a quien amas y pretender que te perdone en el momento que tú deseas y exigirle que cambie su actitud contigo inmediatamente faltándole al respeto al no darle el tiempo que necesita para continuar.
·         Esperar que  tu pareja este 100% disponible para ti en todo momento y en cualquier situación pero no estar dispuesto a darle lo mismo a cambio cuando el o ella lo requiere.
·         Condicionar tu amor por él o ella, si piensa, actúa y hace las cosas de la manera que tú consideras correcta.
·         No permitir que tu pareja siga creciendo como ser humano, en lo profesional y personal y convertirte en un obstáculo para que logre escalar hacia sus máximas capacidades.
En definitiva el amor se trata de querer lo mejor para la persona con la que estás compartiendo la vida, de la misma manera en que esperas tener lo mejor para ti, una relación en la que estamos dispuestos a ser parte del crecimiento de nuestra pareja y a contribuir para que logre lo máximo en su vida siempre, es una relación amorosa maravillosamente equilibrada.
Amar a tu pareja es ser feliz contigo mismo, saberse valioso y especial y no darle a tu pareja la responsabilidad de que te tenga que tratar de determinada forma para convencerte de tu propia valía, hacerte cargo de alimentar tu autoestima de una manera que sea sana para ti y para tu relación.  Consigue conquistarte, sanar tus heridas y atraer una vida amorosa más exitosa.

PARA AMPLIAR:
PARA LA REFLEXIÓN Y EL DIÁLOGO:
  • ¿Qué nos enseña el vídeo con el que empieza esta entrada?. ¿Y el artículo que le sigue?.
  • ¿En qué tendría que consistir la relación de pareja (antes o después del matrimonio) para que pueda decirse que en ella hay verdadero amor y no simple utilización del otro o sentimiento de "estar soportando" al otro?.
  • ¿Qué nos aportan al respecto los enlaces para ampliar?.
  • ¿Cuáles pueden ser las razones por las cuales creemos que "se pierde el interés por la pareja"?. ¿Cómo revertir ese proceso?, ¿cómo revitalizar cada día esa relación?. ¿Cómo podemos ayudar los hijos a nuestros padres a crecer en ese amor que un día se prometieron?.

No hay comentarios:

Publicar un comentario